Cada día aparece un caso nuevo de acosos sexuales en el mundo del espectáculo de Hollywood, los que estallaron después de las masivos relatos contra el productor Harvey Weinstein. Kevin Spacey, Ed Westwick, Charlie Sheen y Steven Seagal son otros casos que han aparecido en solo dos semanas.

Ahora, se suma a la lista Robert Knepper, conocido por su papel como “T-Bag” Bagwell en la serie Prison Break.

En una entrevista con The Hollywood Reporter, Susan Bertram, diseñadora de vestuario, aseguró que fue abusada por Knepper. Fue en 1992, mientras grababan la película Gas Food Lodging.

La vestuarista llegó donde estaba el actor a dejarle unas prendas, cuando este la agarró, le metió su mano en el vestido y la tomó por la entrepierna “lo más fuerte que pudo”. Knepper la empujó contra la pared y le dijo que iba a tener sexo con ella. Entonces es que Bertram logra soltarse. “Volé de ese lugar lo más rápido que pude, me caí por la puerta y de cara a la tierra”, afirmó.

La diseñadora corrió hacia el baño, donde notó que por la fuerza con que la había tomado el actor estaba sangrando. “No teníamos protección entonces, yo era joven, ése fue uno de mis primeros trabajos en la industria, y estaba lejos de casa”, dijo.

Lo que motivó a Bertram no fueron solo los casos con Hollywood, sino que unos dichos del propio presidente de Estados Unidos, Donald Trump, quien afirmó que a las mujeres “hay que agarrarlas de la vagina”. “La gente piensa que lo que dijo fue sólo una broma, pero a mí realmente me pasó”, aseguró.