Desde la Red Salud UC Christus salieron a dar explicaciones sobre el informe del Comité de Ética de la entidad en donde se explica que se le negó el ingreso a Daniela Vargas a una lista de espera de trasplantes en 2015. La joven murió días después en el centro del Sename.

El director médico Felipe Heusser sostuvo que “la Red de Salud UC Christus no aplica ni ha aplicado jamás un criterio de selección de sus pacientes, basado en su capacidad económica ni en su condición social”.

A través de una declaración pública leída durante el pasado jueves a la prensa, el especialista recalcó que cerca del 90% de sus pacientes provienen de hospitales públicos.

“En el caso de Daniela, cuando hablamos de precariedad social, familiar y personal, nos referimos a condiciones completamente insuficientes para el cuidado pre y post operatorio de la menor. En ningún caso hemos vinculado las condiciones económicas de Daniela como criterio para entregar un tratamiento médico como se ha señalado de manera insidiosa y faltante a la verdad”, argumentaron.

Desde la Red Salud UC enfatizaron que, al momento de recibir a la joven, fue sometida a evaluación cardiológica y al considerar sus condiciones para la intervención concluyeron que “no tenía en ese momento las condiciones mínimas necesarias pre y post operatorias. Por lo tanto, el trasplante cardíaco estaba contraindicado“.

Esto, pese a que existe una carta del pasado 3 de marzo en donde el Sename se compromete a entregar los cuidados necesarios a la menor, para que pudiera enfrentar el proceso. Sin embargo, desde el centro de salud aseguran que ellos pidieron condiciones específicas que nunca fueron confirmadas por Sename.