A través de una declaración pública, la Coordinadora Migrante demandó una investigación de los hechos denunciados por el senador desaforado Fulvio Rossi, quien el pasado miércoles fue apuñalado y golpeado en la cabeza por desconocidos mientras retiraba su propaganda electoral en Iquique.

Sobre los posibles autores del ataque, el parlamentario manifestó que “no quiero generar ningún tipo de estigma, pero efectivamente era una persona de raza negra y tenía acento extranjero“, declaraciones que apuntaron directamente a la culpabilidad de la comunidad migrante en la agresión.

Por ello, la Coordinadora Migrante reaccionó señalando que “demandamos una imparcial, objetiva y pronta investigación”, especificando que “las versiones no son congruentes”.

La organización recalcó las diversas versiones que han entregado los medios sobre el episodio vivido por el parlamentario, que han variado a la hora de referirse a las lesiones de Rossi, las motivaciones del ataque y las supuestas amenazas que habría recibido en los días previos.

“Los inmigrantes somos mujeres y hombres que día a día nos esforzamos por procurar un mejor futuro y bienestar para nuestras familias, dando nuestro mejor esfuerzo a fin de alcanzar esa meta”, recalcó la Coordinadora.

Además, agregaron que pese a la acogida de buena parte de la sociedad chilena, han surgido voces contrarias a la migración: “Voces como la del Sr. Rossi que asocia gratuitamente la migración a la delincuencia, que con ello atiza el rechazo y odio de algunos sectores en contra de los inmigrantes, alienta la xenofobia y el racismo”.

A juicio de la organización, este tipo de discurso no solo atenta contra la comunidad de personas extranjeras residiendo en Chile, sino que “es una incitación a la violencia, atentando con ello contra la seguridad del país”.