Como “tremendamente preocupante” calificó Carlos Pavez, el jefe de la Superintendencia de Valores y Seguros (SVS), las rebajas que realizó el Tribunal Constitucional (TC) a las multas para los involucrados en el bullado caso Cascadas.

En un fallo dividido, el organismo –cuyo actual presidente es Iván Aróstica–, acogió un requerimiento de inaplicabilidad que presentaron las defensas de los ex ejecutivos de Larraín Vial, Manuel Bulnes y Felipe Errázuriz, con respecto a las sanciones que la SVS determinó contra ellos y que ascendían a 200 mil y 100 mil UF respectivamente (más de 9 mil millones de pesos y cerca de 4 mil millones y medio de pesos). 

Ahora, con la determinación del organismo, las multas a las que se exponen los involucrados ascienden a 15 mil UF, que corresponden a un poco más de 400 millones de pesos. Como justificación, en el fallo se establece que existe un “grado insuficiente de determinación o especificidad legal de la norma que establece la sanción, tanto en la estructura de la misma, dada la vaguedad del objeto sobre el cual se calcula el porcentaje, como en cuanto a la forma en que debe aplicarse, por la ausencia de criterios de graduación”.

Esta decisión es un nuevo revés para la SVS, debido a que en 2016, el Tribunal Constitucional aplicó el mismo criterio para Roberto Guzmán León, quien también está implicado en el caso Cascadas, y se redujo la multa desde los 550 mil hasta 15 mil UF (más de 14 mil millones a 400 millones de pesos).