El día está soleado y hay varias mesas desocupadas en la vereda, al contrario de lo que ocurre generalmente en la noche, cuando el lugar se llena. En una de ellas, y ante el seguimiento de la prensa se instala ella, Beatriz Sánchez, la candidata presidencial del Frente Amplio, junto a cuatro jóvenes universitarios.

El lugar es La Terraza, el conocido restaurant ubicado a pasos de la Alameda y que se ha convertido en el epicentro de cierta elite cultural, social y política. Por lo mismo, es normal ver a escritores, músicos, periodistas y sobre todo jóvenes políticos de izquierda, llegando a ser considerado por algunos como “El Liguria del Frente Amplio”.

Beatriz , cual reina, se sienta al centro de la mesa y a su costado se ubican Alfonso Mohor (Fech), Juan Pablo de la Torre (Feusach), Josefina Canales (Feuc) y Felipe Godoy (Fepucv). ¿QUé tienen en común todos ellos? Son jóvenes, son frenteamplistas y son presidentes de algunas de las federaciones estudiantiles más importantes del país.

Son poco más de las 13 horas y el mesero comienza a servir. Jugo, Cachantún, Sprite, Coca-Cola y sobre todo una de las especialidades de la casa: churrasco palta mayo. El almuerzo es distendido, sirve para compartir miradas de cara a la elección y debatir sobre las problemáticas en educación.

“Estoy encantada de reunirme hoy con dirigentes políticos universitarios, jóvenes que son frenteamplistas”, dice Beatriz ante las preguntas de la prensa, que saca fotos y observa desde la vereda de Vicuña Mackenna.

El encuentro estuvo centrado en acercar posiciones con la candidata presidencial y para manifestarle su apoyo a sólo horas de la trascendental jornada electoral del domingo 19 de noviembre.

Tras la comida, Alfonso Mohor, flamante presidente de la Fech, manifestó su agrado por la instancia para compartir e hizo un llamado a la juventud chilena. “Vuélquense a las urnas”, cerró.