El senador Fulvio Rossi descartó las teorías de “autoatentado” que circulan tras el ataque sufrido en Cavancha, mientras retiraba material de propaganda vinculado a su campaña por la reelección. Este viernes, el parlamentario presentará una querella criminal por el hecho, del que resultó con un pequeño corte abdominal y un tec.

“Ha viajado mi abogado a Santiago para presentar una querella criminal para hacernos parte de la investigación y eso lo hacemos por ahí por el mediodía”, anunció el senador desaforado.

Además, Rossi señaló que espera que “de algo sirva este incidente en el sentido de poner en el tapete nacional los problemas que viven los habitantes de la Región de Tarapacá”.

El legislador apuntó a las críticas deslizadas por el diputado comunista Hugo Gutiérrez, quien apuntó a la posibilidad de que el ataque se trate en realidad de un “megatongo”.

“Respecto a las suspicacias del diputado comunista Hugo Gutiérrez no me voy a pronunciar mayormente porque todo el mundo sabe la odiosidad profunda que siente él por mi y que se ha expresado en su accionar político durante los últimos tres años”, recalcó.

El fiscal jefe de Iquique, Gonzalo Guerrero, recalcó que hasta el momento no hay sospechosos de la agresión sufrida por el senador y que no se han encontrado indicios de la presencia de un hombre, según las características otorgadas por Rossi.