Una intermediación fue la que permitió un acuerdo para finalmente dar salida al conflicto judicial entre el ingeniero Andrés Antivil y Alfredo Seguel, fundador y ex director del medio digital Mapuexpress, una de las principales herramientas de difusión que tiene el pueblo mapuche hoy en día.

La decisión se tomó ad portas del juicio contra el medio, que estaba fijado para este viernes 17 de noviembre, y se estableció la figura del “Rañiñelwe / Nvxamkawvn”, que fue ingresada como “conciliación” al inicio de la audiencia en el Juzgado de Garantía de Temuco.

Debido a esta intervención se evitó el juicio, y de este modo, quedó sin efecto la querella y se renunció a las acciones legales contra el medio y cualquiera de sus integrantes, para asegurar la integridad de las partes y el interés colectivo, en este sentido, la libertad de expresión, el ejercicio del derecho a la comunicación y a la no censura, total o parcial.

[Lee en El Desconcierto: La historia tras la querella por injurias a Mapuexpress, el principal medio de comunicación mapuche del país]

La querella contra Mapuexpress fue por haber publicado un comunicado público de la Alianza Puel Willi Mapu, en el marco de un conflicto hidroeléctrico en la Región de los Ríos y que interpeló a un consultor de los responsables de la iniciativa, Andrés Antivil. Este último presentó acciones legales contra el medio solicitando tres años de cárcel, una multa de siete millones de pesos al Fisco, lo que quedó finalmente sin efecto.