“Considero mis tres años en Chile un regalo de la vida”. Con la voz entrecortada, Marcelo Alberto Bielsa habla frente a los micrófonos y da el último discurso que dará en este país. “Yo aprendí a amar la vida también estando aquí, estoy orgulloso y agradecido de poder haber vivido en este suelo. Sé positivamente que soy yo quien pierde al irse”, dijo.

La emotiva última conferencia de prensa del “Loco”, tras el partido amistoso donde Chile dio cuenta de Uruguay por 2-0 y que también funcionó como la despedida del DT del equipo nacional luego de la operación que sacó al rosarino debido a intereses económicos de Jorge Segovia y los presidentes de los clubes grandes del fútbol chileno.

El 3 de noviembre del 2010, Bielsa anunció que no estaba dispuesto a trabajar con Jorge Segovia quien, por ese entonces, resultó electo presidente de la Asociación Nacional de Fútbol Profesional de Chile (ANFP).

“No puedo, ni voy a trabajar en común con el señor Segovia, es imposible que yo lo haga, señaló el argentino en aquella oportunidad, pues consideró que no compartía los valores del empresario hispano.

[Lee también en El Desconcierto: ¡Feliz cumpleaños, Loco querido! 10 de las mejores frases de don Marcelo Bielsa]

Chile le agradece

Sin embargo, aquella jornada del 17 de noviembre de 2010, hace exactos 7 años, fue una jornada mágica donde el pueblo de Chile se despidió del entrenador que le cambió la cara a nuestro balompié. Ante un repleto Estadio Monumental, los hinchas desplegaron una bandera gigante con la leyenda “Don Marcelo Bielsa, Chile le agradece” y abrazaron con todo el cariño del mundo al desvinculado técnico de la Roja.

Al coro de un “Segovia conchetumadre, por tu culpa, el Loco se nos va”, Bielsa levantó los brazos y, emocionado, dijo adiós al país con el que clasificó al Mundial de Sudáfrica 2010 y formó una camada de jugadores que, en años posteriores, clasificarían a Brasil 2014 y obtendrían dos Copa América en 2015 y 2016.

En la cancha, en tanto, un gol de Alexis Sánchez y otro de Arturo Vidal derrotaron al equipo uruguayo de Forlán y Suárez, el cual acababa de ser campeón de la Copa América 2011

 

En paralelo aquello, todo el recinto de Macul coreaba el nombre del rosarino.

Revive el homenaje de despedida a don Marcelo Bielsa acá: