Sin duda una de las mayores novedades para estas elecciones presidenciales son la votación en el extranjero, por primera vez disponible para una votación presidencial.

En lugares como Nueva Zelanda, las mesas se constituyeron el día sábado en horario chileno -debido a la diferencia horaria- lo que provocó que fuera el primer país con los resultados concretos.

En el país de Oceanía, quien se salió como victoriosa fue Beatriz Sánchez, la candidata del Frente Amplio, con 51 votos.

Más atrás quedó Alejandro Guillier con 34, Sebastián Piñera con 24, José Antonio Kast con 13, MEO con 5 y 4 para Eduardo Artés. Alejandro Navarro no obtuvo votos.

Lo llamativo de esta votación es que, en comparación con las primarias de julio de 2017, la candidata del Frente Amplio aumentó considerablemente su votación.

Entonces, Sánchez obtuvo apenas 10 votos, imponiéndose en la interna del Frente Amplio a Alberto Mayol, que obtuvo 7 votos. Es decir, de los 17 votos del Frente Amplio, ahora triplicaron y llegaron a 51.

En Chile Vamos, se impuso Felipe Kast, con 11 votos, solo uno más que Sebastián Piñera. En la votación de ahora, el ex presidente aumentó solo 14 votos, pero no logró sumar todos los apoyos a Chile Vamos de las primarias, pues en julio recibieron 28 preferencias.