No todos miran con expectación las elecciones. Se trata de jornadas que pueden agobiantes para quienes son sorteados como vocales de mesa.

Uno de ellos, trató de engañar a sus pares escapándose de la labor. Se dio en la escuela Santo Tomás de Aquino de Coquimbo. El hombre, a eso de las 10 de la mañana, le dijo a sus compañeros de mesa que iba al baño. El problema es que nunca volvió.

Ante esto, carabineros procedieron a buscar hasta finalmente detenerlo, bajo el amparo del artículo 132 de la Ley Orgánica Constitucional sobre Votaciones Populares y Escrutinios, que castiga con reclusión menor si uno de los miembros de las mesas electorales se retira injustificadamente.

El hombre será citado por la Fiscalía los próximos días.