Un nombre que se pensaba que había sacado cuentas alegres luego de las elecciones es el de Pedro Velászquez, quien logró un cupo en la Cámara de Diputados al obtener un 9,28% de la votación en las comunas de Coquimbo, Río Hurtado y Ovalle.

Velásquez –ex Democracia Cristiana y actual representante de la Federación Regionalista Verde Social– es una figura conocida en la zona, ya que entre 1992 y 2006 fue el alcalde de la comuna de Coquimbo, y fue destituido luego de las acusaciones que se levantaron en su contra por malversación de fondos, y mantener una deuda de $283 millones con el municipio, que ha ido pagando de a poco con el paso del tiempo.

Como sanción, el actual diputado quedó imposibilitado de por vida de volver a su antiguo cargo, sin embargo, no pierde las esperanzas. La mañana de este lunes, en conversación con Radio Montecarlo, reconoció que estaría dispuesto a dejar su escaño en el Congreso para volver a ser alcalde.

“Renunciaría al Parlamento para postular al municipio si tuviera un indulto presidencial“, señaló Velásquez, quien en 2009 fue elegido diputado y en 2014 perdió la reelección