Los grandes perdedores de estas elecciones, además de la DC, fueron las empresas de encuestas chilenas. La CEP, la Adimark y la Cadem fueron sacadas al pizarrón tanto por la ciudadanía y la opinión pública como por los mismos candidatos tras su rotunda fracaso en augurar lo ocurrido en estas elecciones, sobre todo en lo que concierne al Frente Amplio.

Del 8,5% que daba el Centro de Estudios Públicos (CEP) al 20,2% que finalmente obtuvo Beatriz Sánchez hay prácticamente 12 puntos de diferencias, un escandaloso fracaso para un think tank considerado como el gran oráculo de la política chilena. La misma candidata del Frente Amplio, en su discurso tras las elecciones, criticó duramente a las empresas a cargo de los sondeos.

“Quiero mandar un mensaje bien clarito a todas las encuestas que dijeron que nosotros no existíamos. Todo ese oráculo que es la CEP, borrándonos del mapa. Si esas encuestas hubieran dicho la verdad, quizás estaríamos en segunda vuelta. Yo mañana quiero una explicación de esos que se sintieron los dueños de Chile, diciendo que nosotros estábamos fuera. Mañana quiero una explicación en todos los diarios”, interpeló.

[Lee también en El Desconcierto: Sabor a victoria: Crónica del inesperado triunfo del Frente Amplio en las elecciones]

El triunfo del CECOP, la nueva encuestadora de Valparaíso

El 26 de octubre pasado, un novel centro de estudios apostó por hacer un sondeo independiente en los cerros del puerto principal. Su nombre es el Centro de Estudios Comunales de Opinión Pública y Mercado (CECOP), y durante el mes de septiembre realizó la primera encuesta comunal de opinión publica 2017, la cual abordó tanto las elecciones presidenciales como los niveles de aprobación a la gestión y a las medidas del municipio porteño.

En esta medición, la abanderada del Frente Amplio, Beatriz Sánchez, lideró la intención de voto con el 35,5% de las preferencias, seguido por el candidato de Chile Vamos, Sebastián Piñera, quien recibió un 20,3%, de las preferencias, seguido muy de cerca por el candidato del pacto Fuerza de la Mayoría, Alejandro Guillier, con un 16,3%.

[Lee también en El Desconcierto: Encuesta revela que Sharp tiene un 65,2% de aprobación y Beatriz Sánchez un 35,5% de preferencias en Valparaíso]

Muy por el contrario de la CEP, la encuesta del CECOP le achuntó medio a medio al resultado obtenido por la candidata del FA. Según datos del Servel, con el 100% de los votos escrutados, Sánchez obtuvo 43.766 votos, equivalente al 36,8% de las preferencias. Apenas un 1,2% de diferencia con el resultado real (con un margen de error de ±4,9%).

Respecto a Sebastián Piñera y Alejandro Guillier las cifras son las siguientes: el candidato de Chile Vamos obtuvo un 26,6%, seis puntos más que lo estimado por el estudio. El candidato de Fuerza de Mayoría, en tanto, obtuvo un 19%, tres puntos más que lo señalado por la consultora.

Las cifras del Servel

“Las encuestas no son predictivas, son estimativas”

“Queremos expresar nuestra satisfacción ante los resultados acontecidos en esta primera vuelta en la comuna de Valparaíso, pues reflejan de manera concreta el trabajo realizado por nuestro centro de estuidos, resaltando que nuestro compromiso radica en publicar fielmente, a través de nuestros estudios, lo que la ciudadanía expresa”, comenta Ivan Bastías, uno de los fundadores del CECOP, a El Desconcierto.

—¿Cómo se proyectan tras estos buenos resultados conseguidos por el CECOP?
—En un ambiente nacional en donde las empresas que realizan encuestas han sido cuestionadas públicamente, reiteramos que al no tener fines ni medios políticos, como empresa aspiramos a abordar problemáticas sociales contingentes con el fin de dilucidar las tendencias que allí se manifiestan. Al comparar los principales resultados arrojados por el Servel con las proyecciones de nuestro estudio respecto a los tres candidatos principales, a modo general podemos concluir que nuestras estimaciones se condicen con lo acontecido durante la primera vuelta de las presidenciales en Valparaíso.

—¿Qué les parece el fracaso de encuestas consolidadas como la Cadem, Adimark o la CEP? Todas están siendo muy cuestionadas en estos momentos.
—La clave fue la metodología que se usó. Al contrario de cómo lo hace la Cadem, que aún siguen utilizando el método de las llamadas telefónicas, nosotros usamos entrevistas cara a cara. También hay que tener en cuenta que las encuestas no son predictivas, son simplemente estimativas, por lo que ha habido poca responsabilidad y poca rigurosidad de las encuestas como generadoras de opinión.

Revisa el estudio completo en este link: Encuesta-CECOP-2017