Luego de sus cuestionadas declaraciones sobre la denuncia de acoso sexual realizada contra el actor Kevin Spacey, en donde el ex vocalista de The Smiths relativizó el episodio, el músico británico vuelve a la polémica.

“Hasta donde sé, él estaba en una habitación con un chico de 14 años. Kevin Spacey tenía 26 y el niño 14. Cabe preguntarse dónde estaban los padres del niño. Cabe preguntarse si el niño no sabía lo que ocurriría“, fueron sus palabras sobre el caso de Spacey, que sumaron diversas críticas en redes sociales.

Además, el cantante se mostró contrario a la creciente multiculturalidad que vive Europa, en entrevista con el diario alemán Die Spiegel.

“Quiero que Alemania sea alemana. Quiero que Francia sea francesa. Si intentas que todo sea multicultural, al final no tendrás ninguna cultura. Todos los países europeos han peleado por su identidad por muchos, muchos años. Y ahora solo la desperdician. Creo que eso es triste”, argumentó Morrissey.

Además, el músico acusó a Angela Merkel de desperdiciar la cultura alemana: “Es suficientemente inteligente para no decir mucho. Se mantiene en silencio, lo que es interesante. Pero estoy triste porque Berlín se ha vuelto una capital de la violación… por las fronteras abiertas”.

Pese a lo señalado por Morrissey, los últimos datos señalan que la cantidad de violaciones disminuyeron en un 6% en Alemania, manteniendo un nivel de delitos más bajo que en Reino Unido.