Es sabido que entre los hinchas chilenos se utilizan calificativos misóginos para referirse a los equipos rivales. Común es escuchar en las galerías sur y norte de nuestros estadios los cánticos contra “las zorras”, “las madres” y “las monjas”.

Para combatir eso, dos amigas oriundas de la combativa población La Victoria, de Pedro Aguirre Cerda, se unieron para combatir el recalcitrante machismo del fútbol nacional. Por eso ambas, hinchas de Colo Colo y la U. de Chile respectivamente, decidieron posar juntar con un cartel que reza “Ni zorras, ni madres, ni monjas. No más violencia de género en el fútbol. ¡No más etiquetas machistas!”.

El objetivo de esto es erradicar los los calificativos ofensivos del balompié criollo, que recurren al género femenino como si esto tuviera intrínsecamente algo de malo.

/ Carlos Parra

Contra la violencia de género

Son varios los futbolistas y gente ligada al balompié nacional que se ha manifestado en contra de estos dichos en los estadios. RedGol recopiló algunas de las declaraciones que jugadores de varios clubes chilenos han manifestado contra la violencia contra las mujeres. A saber:

Leandro Benegas, delantero de la U: “Pienso que es un tema bien importante. El machismo, igual que la xenofobia, en el día a día se nota mucho. Ojalá que no existan esas cosas. Las mujeres tienen los mismos derechos que los hombres, igual que las personas que tienen distinta nacionalidad, igual que las tendencias sexuales. Hay que respetar todo. Hay mujeres que se sienten mal cuando se usan esos términos despectivamente y no está bien. Yo soy el primero en impulsar que se termine la discriminación”

Álvaro Salazar, arquero de Colo Colo: “Me parece que no está bien calificarse de esa forma. Cada uno es del equipo que quiere, y eso se debe respetar. No debería haber discriminación, ni hacer esas alusiones, que son negativas”.

Fernando Cordero, lateral izquierdo de la UC: “Estoy muy apegado a que se respete a la persona en sí, más allá del sexo. Yo tengo tres hijas, una madre y una esposa, y quiero que las respeten. Estoy de acuerdo y apoyo esta iniciativa. Pero creo que es difícil que se erradique. Creo que la cultura deportiva en Chile es muy mala. Ojalá se pudiera. Al menos, ahora, se habla del tema, antes ni siquiera era eso”.

Rodrigo Goldberg, comunicador y ex futbolista: “No puedo estar más de acuerdo. De hecho, yo hace tiempo dejé de responder a la gente que en las redes sociales me pregunta: ‘¿A qué hora juegan las madres?’. Me parece que es una estupidez ese tipo de trato y asociarlo como que lo femenino tiene algo de malo. Hay quienes dicen que no viene a estos tiempos, pero no, ¡no viene a ningún tiempo! ¡Ni siquiera a la prehistoria! Me parece maravilloso que esto tome vuelo”.

Carla Guerrero, defensa de Colo Colo y subcampeona de Copa Libertadores: “El otro día un niño me dijo: te va a tocar jugar con las madres. Yo le dije que no, que me tocaba jugar contra la U. Tal vez nosotras no tenemos tanta rivalidad, es sólo futbolística. Nos respetamos como compañeras”.