La tarde de este miércoles, el 5° Tribunal de Garantía decretó el sobreseimiento definitivo de Joane Florvil, la joven haitiana que murió en septiembre pasado en el Hospital Clínico de la Universidad Católica, después de ser detenida e injustamente acusada de abandonar a su hija de dos meses en la Oficina de Protección de Derechos de Lo Prado (OPD). 

La Defensoría Penal Metropolitana demostró que los hechos que se le imputaban no fueron constitutivos de delito, y que se trató de un mal entendido debido a problemas de comunicación e idioma con los funcionarios policiales.

[Lee en El Desconcierto: El mes de injusticia que apagó la vida de la haitiana Joane Florvil en Chile]

Hoy quedó establecida la inocencia de Joane Florvil. Durante este tiempo el equipo de la Defensoría Penal Pública trabajó arduamente recopilando un sinnúmero de antecedes, que demuestran la inocencia de la ciudadana haitiana y esperamos que con esto se restablezca de manera póstuma la honra de Joane, afirmó Carlos Mora, defensor regional metropolitano.