En los días previos a la conmemoración del Día Internacional contra la la violencia hacia las mujeres y niñas del próximo 25 de noviembre, este jueves se conoció que un total de 1.831 mujeres fueron asesinadas en América Latina durante el 2016, lo que implicó un aumentó de 200 víctimas con respecto al año anterior.

Las cifras fueron dadas a conocer por Lara Blanco, directora regional Adjunta de ONU Mujeres para las Américas y el Caribe, quien reconoció que las tasas de femicidios en la zona son “las más altas” del mundo.

Lo anterior se realizó en medio de la presentación de un informe sobre la situación de la violencia contra las mujeres en la región, donde se puso énfasis en que la máxima expresión de la violencia se encuentra en Honduras, “que tiene una tasa de feminicidio que está por encima de 10 por cada 100.000 habitantes, por lo que “es la más alta del mundo”.

También se detalla que un 38 % del total de femicidios en la región son cometidos por sus parejas; mientras que un 29,8% de las mujeres ha sido víctima de violencia por parte de su pareja, y un 10,7 % ha sufrido violencia sexual fuera de la pareja.

Debido a lo anterior, el secretario general de la ONU, António Guterres, advirtió: “La violencia contra la mujer se trata fundamentalmente de poder. Solo terminará cuando la igualdad de genero y el pleno empoderamiento de la mujer sean una realidad”. 

En el caso de Chile, que no está exento de lo anterior, existen una serie de marchas convocadas por organizaciones como la Red Chilena Contra la Violencia Hacia la Mujer, y que se realizarán entre el 24 y 25 de noviembre en distintas comunas a lo largo del país.