Un juez de Tennessee (Estados Unidos) dictó cadena perpetua contra la joven Cyntoia Brown, entonces menor de edad, por el delito de homicidio premeditado en primer grado y robo agravado.

La mujer fue acusada por asesinar con un disparo en la cabeza a Johnny Allen, un vendedor de bienes raíces de 43 años, que la llevó a su casa y abusó sexualmente de ella. La joven cargaba con un historial de abusos: solo tenía 16 cuando se fugó de su casa y conoció a un hombre de 24 con el que vivió siendo violada y obligada a prostituirse.

Después de esa experiencia, y al verse amenazada, Brown disparó a su agresor para salvar su vida: “Él me agarró en medio de las piernas, me agarró muy duro. Comencé a pensar que me iba a golpear o hacerme algo por el estilo”, declaró durante el juicio. Dos años después fue condenada a cadena perpetua.

Este año, Cintoia cumplió los 28 años en prisión y no podrá acceder a libertad condicional hasta que cumpla 67.Un documental dirigido por Dan Birman llamado “Me Facing Life: Cyntoia’s Story” consiguió cambiar la ley de Tennessee para que ninguna niña menor de 18 años pueda ser acusada de prostitución, sino como víctimas de trata y tráfico sexual.

“Es una niña que forma parte de tres generaciones de violencia contra las mujeres”, señaló Birman en una entrevista en Fox 17 News, recordando que ella, su madre y su abuela fueron violadas. “No tenían otra opción”.

El caso se ha vuelto mediático con los años y en redes sociales han pedido la libertad de Brown, por considerar que actuó en defensa propia.

Incluso Kim Kardashian consultó a sus abogados para encontrar una solución y clamó por justicia en su cuenta de Twiter: “El sistema ha fallado ¡Es desgarrador ver a una joven víctima de trata sexual que, cuando tiene el valor de defenderse, es encarcelada de por vida! Tenemos que hacerlo mejor y hacer lo correcto. Ayer llamé a mis abogados para ver qué se puede hacer para solucionar esto”, escribió.

También Rihanna cuestionó la decisión de la justicia: “¡Algo va terriblemente mal cuando el sistema permite que existan estos violadores y la víctima sea tirada de por vida!”, se quejó, sumándose a cientos de comentarios que se pueden leer en el hashtag #FreeCyntoiaBrown.

Sin embargo, Jeff Burks, el fiscal que logró la condena para la joven, advirtió que “ella no era solo alguien que cometió un error. Era una persona muy peligrosa. Ella tomó sus decisiones. Ella es bonita, inteligente y elocuente por lo que la gente ha decidido apoyar su causa. No olvidemos su crimen”.