Este viernes, la Justicia sudafricana decidió ampliar la condena impuesta al atleta Oscar Pistorius por el asesinato de su novia, la modelo Reeva Steenkamp, luego de que la Fiscalía apelara a su condena anterior -de seis años- por considerarla “escandalosamente leve”.

La Corte Suprema de Apelaciones enfatizó que había razones “convincentes” que los tribunales no tuvieron en cuenta. De hecho, en la sentencia, los miembros de la corte estuvieron de acuerdo con la Fiscalía -que pedía una pena máxima de 15 años para el delito de asesinato- en que la condena anterior no era apropiada.

Por ello, el Magistrado anunció que la sentencia anterior será sustituida por la condena de 13 años y meses de cárcel para el ex atleta paralímpico. Los jueces explicaron que no dictaron la pena máxima porque el tribunal tuvo en cuenta los más de dos años en prisión y arresto domiciliario que lleva Pistorius.

De este modo, la sentencia total alcanza los 15 años y triplica la condena recibida originalmente en 2014, cuando se juzgó al hombre de 31 años por asesinar a su novia durante la madrugada del 14 de febrero de 2013 en su casa de Petroria. Pistorius le habría disparado cuatro veces a través de la puerta cerrada del baño.

Sin embargo, él se defendió de las acusaciones asegurando que confundió a la joven con un ladrón, que pensó que había ingresado a la vivienda por la ventana del baño.

Esta vez la segunda vez en que el Ministerio Público apeló a la condena del ex atleta, ya que la primera sentencia de 2014 solo le impuso 5 años de prisión, al considerar que no tuvo la intención de matar a la víctima. Sin embargo, en esta nueva sentencia, uno de los argumentos apuntó a que Oscar Pistorius nunca entregó una razón convincente para aclarar por qué disparó cuatro veces y que era una persona entrenada, no vulnerable.