Durante el pasado martes, la Cámara de Diputados aprobó por 53 votos a favor, 31 en contra y 5 abstenciones el proyecto de la diputada Karol Cariola que exige a la presidenta Bachelet el retiro de los monumentos a los integrantes de la Junta Militar.

La iniciativa que ingresó el 12 de septiembre a la Cámara solicita que la presidenta Bachelet “se sirva disponer el retiro de los monumentos que exalten el nombre del algún integrante de la Junta Militar, renombrando aquellos espacios situados en bienes nacionales que actualmente les rinden tributo”.

Pese al rechazo de la UDI, la diputada Karol Cariola celebró la buena acogida del proyecto “que va en la línea de lo que hemos planteado en varias oportunidades con el proyecto de ley que tipifica como delito la negación de los delitos de lesa humanidad, las violaciones de los Derechos Humanos; y el proyecto de Ley que hemos realizado y que está en la Comisión de Derechos Humanos “Ninguna calle llevará tu nombre”, que prohíbe la exaltación u homenaje a aquellos cómplices o responsables de la dictadura militar”, sostuvo la parlamentaria.

Además, Cariola llamó a que el Ejecutivo pueda tomar en consideración y retirar algunos de los monumentos que aún se mantienen en instituciones públicas, como el Museo Naval de la V Región. El inmueble se levantó en homenaje a José Toribio Merino, quien fue miembro e la Junta Militar desde el 11 de septiembre de 1973 y llegó a presidir la instancia entre 1981 y 1990, cumpliendo un rol activo en el terrorismo de Estado.

El proyecto también solicita a la Comisión de Derechos Humanos que tramite la moción que busca prohibir el homenaje y/o exaltación de la dictadura, una iniciativa conocida como “Ninguna calle llevará tu nombre”.