La modelo argentina Stephanie Demner está en el centro de la polémica por publicar algunas fotos de su visita a a Cancún. En las imágenes se le ve junto a un niño que tiene un gancho de ropa con pulseras tejidas que al parecer está vendiendo.

La publicación ha tenido mucho impacto y ya tiene más de 65.000 likes en Instagram desde su publicación el fin de semana. Sin embargo, hay quienes criticaron la actitud de la modelo por valerse de un niño trabajador para “promocionarse” en redes sociales.

Ante estas críticas, la modelo desactivó los comentarios en las fotos y escribió una aclaración para acallar a quienes la atacaban. “Para los que están comentando que es trabajo infantil, esto está lejos de eso. El papá vendía las pulseras y Alex (el menor) lo acompañaba porque no tenía con quien quedarse y se quedó conmigo un rato jugando. ¡Nada más!”, escribió en el pie de foto Demner.

Las imágenes de famosos junto a niños trabajando o en condiciones de pobreza han sido criticadas por usuarios en redes sociales y también por organizaciones defensoras de los derechos humanos a nivel mundial.