En el marco de las bilaterales entre los actuales y nuevos ministros en las distintas carteras para coordinar el traspaso de mando, se reunieron Hernán Larraín y Jaime Campos, representantes la cartera de Justicia. El encuentro entre los políticos duró más de tres horas y se dedicaron a discutir los actuales y futuros proyectos en la materia.

Una de las temáticas conversadas fue el cierre del Centro de Detención Preventiva y Cumplimiento Penitenciario Especial Punta Peuco. Respecto a esto, luego de su nombramiento, el nuevo ministro declaró que “el Presidente lo ha planteado desde hace mucho rato, Punta Peuco es una cárcel que debe continuar en las funciones que desarrolla en la actualidad”.

En la reunión entre los ministros, Larraín reafirmó su voluntad de mantener el centro penitenciario. Este tema ha sido uno de los cuestionamientos más constantes a la presidenta Michelle Bachelet, quien en agosto del 2015 le prometió a la víctima del denominado caso Quemados, Carmen Gloria Quintana, que cerraría el Penal Punta Peuco.

En relación a impulsar un proyecto que reponga la pena de muerte en Chile, el nuevo secretario de estado descartó esta posibilidad, según informó La Tercera. Cabe destacar que hace unas semanas en el marco del crimen de la pequeña Sophie, un grupo de diputados de la UDI propuso hacer un plebiscito en busca de reponer la medida en casos de extrema gravedad.