Según datos del último Censo, en los últimos años se ha producido un envejecimiento progresivo de la población en Chile. Por ejemplo, en 2002, un 8,1% de la población tenía 65 años o más, mientras que los datos del 2017 aumentaron la cifra a un 11,4%.

En la misma linea, los números indican además que se produjo un alza en la cantidad de personas mayores de 65 que mantienen un trabajo activo. En 2010, 699.405 personas de este segmento etario se encontraban empleadas mientras que actualmente son 1.322.151. Es decir, hubo un aumento de 89%.

De esta manera, representan el 15% del total de los ocupados en el país, lo que puede parecer bajo, pero significó un aumento de un 5% desde 2010, según recoge Pulso.

Sobre los sectores económicos donde se desempeñan estos adultos mayores, el que predomina es el comercio. Según cifras de Clapes UC, el 17,8% de los trabajadores mayores de 65 años se desempeña en ese rubro. Es decir, 235.393 personas de tercera edad trabajaron en esto durante 2017.

En segundo lugar se halla la agricultura, con un 12,89% y luego de esta, los empleos en el área de la industria manufacturera, con un 10,74% de los trabajadores.

Analizado desde el género, las mujeres de 60 años y más tuvieron un alza de 12% en el empleo durante el último año. Por su parte, los hombres sólo un 3%. Eso sí, según cifras del INE la brecha de género se mantiene, ya que las trabajadoras representan sólo el 33% del total de ocupados en la tercera edad.